Misiones para misioneros

Muy similar a lo ocurrido en Jujuy desde el primer día de mayo, en julio se podría desarrollar la misma política de campaña turística en Misiones para comenzar a recuperar al sector que fue perjudicado por la pandemia mundial.

De esta manera, “Jujuy para los jujeños” fue la campaña en la provincia del norte argentino, mientras que en Misiones sería una similar para fortalecer el turismo interno provincial con precios adecuados para acomodar el viaje en distintos lugares de la tierra colorada.

Mientras tanto, a la espera de las propuestas concretas varios empresarios trabajan para fortalecer la política sanitaria de cada hotel, bar, restaurante, cabaña y alquileres temporarios. También los atractivos turísticos y las empresas de transporte realizan un esfuerzo para aprender y llevar adelante planificación de protocolos para desarrollar la actividad.

Del mismo modo, sería importante que en el momento cuando se habiliten las actividades turísticas no tengamos casos activos, más allá de los que se registraron en la provincia de Misiones desde el inicio de la pandemia mundial (36 en total, un fallecido hasta el 8 de junio).

Por otro lado, es una incógnita acerca de las tarifas que se ofrecerán en relación con el servicio, mientras los restaurantes ofrecen servicios de comida a domicilio a precios muy accesibles que rondan los 250 pesos con pan y postre.

En el verano último parecía que el turismo iba en crecimiento, una tendencia muy fuerte en base a estadísticas. Llegó la COVID-19 y las fronteras están cerradas, sin aviones, más de un tercio de la población mundial confinada y aislada.

En consecuencia, los ministros de turismo de los países del Mercosur coincidieron en que la promoción de los viajes de cercanía es la mejor alternativa para reactivar el sector, además de la homologación de los protocolos de bioseguridad sanitaria y de los programas de buenas prácticas para cuando pase la pandemia del nuevo coronavirus.

Un comunicado de la Secretaría Nacional de Turismo de Paraguay señala que los viajes de proximidad serán “la clave de la recuperación” del sector e insta a compartir experiencias exitosas y poner en práctica protocolos regionales homologados, con mecanismos de fiscalización de su implementación.

Los participantes también propusieron la homologación de protocolos de bioseguridad sanitaria y programas de buenas prácticas pos Covid-19 para sumarse a estrategias regionales de recuperación del sector turístico, uno de los más afectados a nivel mundial por la pandemia.

En ese sentido, se destacó la necesidad de potenciar rutas turísticas que trasciendan las fronteras, como el camino jesuítico entre Uruguay, Argentina, Paraguay, Bolivia y Brasil.

El turismo es uno de los sectores productivos que más se ha visto -y se verá- afectado por los impactos del COVID-19. Por tanto, el sector requerirá de mayor protección, cuidado y proyección para iniciar su recuperación en un futuro cercano. En torno a esto, cuando se controle la crisis sanitaria, las dinámicas de consumo habrán cambiado instigadas por la desconfianza, la austeridad y la incertidumbre; variables que seguirán influenciando la toma de decisiones del consumidor, especialmente en las lógicas de los viajeros.

Dentro del sector turístico, el hotelero será el más afectado, ya que en el país se han tomado una serie de medidas en marco del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Desde la Cámara de Turismo de Iguazú, el empresario Jorge Bordín explicó los alcances de los trabajos de planificación para concretar la apertura del sector turístico, más precisamente los restaurantes y el turismo interno de Misiones. Sostuvo que en el caso de los restaurantes los protocolos serán nuevamente revisados y lo que esperan es que se abran en conjunto con otros servicios.

“Estuvimos dialogando con algunos propietarios, porque no es la misma realidad la que vive el bar del barrio que el bar del centro, pero lo que sí pasa es que más del 85 por ciento de Puerto Iguazú vive del turismo”, dijo Bordín.

Por otra parte, el empresario señaló que se está elaborando un protocolo que se va aplicar en los restaurantes que promueva el cuidado de la salud de trabajadores, clientes y proveedores.

“Estamos terminando y solo falta revisarlo. Uno es relacionado al Parque Nacional de Iguazú que depende de la Nación y otra de Puerto Iguazú que depende tanto del municipio como de la provincia y en ambos casos están en etapa de evaluación y aprobación para trabajar de manera conjunta, pues se pretende que se abra el parque nacional, el aeropuerto y el transporte, pues no tiene sentido que se tengan los protocolos y no habilitado a los visitantes. Hay empresas que fueron despidiendo gente a fecha incierta de la apertura de los atractivos. La situación es muy difícil, por la incertidumbre que se tienen de no tener una visión clara de cuándo se va a abrir”, explicó.

Además, se refirió a las vacaciones de invierno cuando esperan que por lo menos se active el turismo interno como se viene planificando por las autoridades y el sector privado. Y dijo: “Si bien es positivo, pero lo vemos como algo muy pobre el trabajar solamente con la provincia, no alcanza”.

Volar no será como antes

El protocolo de Aerolíneas Argentinas, básico, recomienda llegar temprano al aeropuerto, respetar las distancias mínimas, usar tapaboca y moverse lo menos posible dentro del avión. Solo podrán entrar los pasajeros que tengan vuelos desde la terminal de la empresa sin acompañantes previo control de temperatura.

Aerolíneas Argentinas anunció que tiene finalizado sus nuevos protocolos de salud y medidas de higiene, que serán aplicados una vez que regresen las operaciones regulares, suspendidas por la pandemia.

Los procedimientos fueron diseñados siguiendo las recomendaciones de IATA (International Air Transport Association), ACI (Air Transport Council), OMS (Organización Mundial de la Salud) y el Ministerio de Salud de la Nación.

Entre las medidas anunciadas se recomienda llegar temprano al aeropuerto y tener en cuenta todo lo vinculado a la prevención, y se informa que puede requerir más tiempo del habitual realizar el recorrido dentro de la estación aérea. Advierten, además, que solo podrán entrar los pasajeros que tengan vuelos desde esa terminal y no estará permitido el acceso de acompañantes, en tanto que en la puerta de ingreso se controlará la temperatura.

El documento recuerda el uso obligatorio del barbijo o tapaboca en todo momento y recomienda llegar con el web check-in listo, pero si se realiza el check-in en el aeropuerto se debe respetar la distancia mínima de separación que indican las señales. Sugiere viajar únicamente con un artículo personal a bordo. Indica que estará permitido llevar en el equipaje de mano un alcohol en gel de hasta 100 ml y que el embarque se realizará por grupos reducidos y de las últimas filas hacia adelante.

En cuanto respecta dentro de la máquina señala que, por el momento, el material de lectura, mantas, almohadas y auriculares se encuentran suspendidos, como los servicios de comidas y bebidas en los vuelos de cabotaje y regional. El texto advierte que en los vuelos internacionales, el servicio de alimentos y bebidas a bordo será limitado. Ofrecerán un menú de contingencia en bolsas individuales, compuesto por productos frescos e industrializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.