Cambio de hábitos y aumento del consumo de yerba mate durante la cuarentena

Durante el aislamiento social y preventivo por la emergencia epidemiológica a causa del dengue y la pandemia mundial del Covid-19 (coronavirus), algunos datos indicaron un aumento en la venta de yerba mate en comercios de Puerto Iguazú que ronda entre el 10 y 20 por ciento en promedio. Mientras tanto, desde la Asociación Ruta de la Yerba Mate (ARYM) se advirtieron algunos cambios de hábitos en los consumidores que están relacionados a la higiene y mayor consumo individual del set matero.

El relevamiento estadístico de la venta de yerba mate fue realizado por la producción de El Turista en Misiones durante la última semana de marzo y los tres primeros días de abril comprendiendo cuatro despensas de barrio y tres supermercados de la zona céntrica de la ciudad turística del norte de la provincia de Misiones.

En esta oportunidad sus propietarios, gerentes, comerciantes y empleados de los comercios ubicados sobre las avenidas Victoria Aguirre, Misiones, República Argentina y barrios aledaños como Villa Tacuara, Villa Alta y Villa Nueva; destacaron que las conductas de los clientes en las góndolas fueron diferentes en relación con meses anteriores con la compra de dos o más paquetes de marcas reconocidas en el mercado yerbatero durante el mismo día de compra, mientras que durante los primeros días de cuarentena la venta fue superior a los días de abril.

En ese sentido, varios comerciantes armaron y ofrecieron canastas de promoción y no incluyeron a la yerba mate teniendo en cuenta que en esas bolsas hubo aceite, caldos, salsa de tomate, pastas, queso, arroz, polenta, legumbres y harina; explicando que la venta de yerba mate y leche ocurrió a un ritmo sostenido durante todo el aislamiento social.

Al respecto, el empresario, operador turístico y emprendedor matero Alejandro Gruber, presidente de la Asociación Ruta de la Yerba Mate, afirmó que además de aumentar el consumo de yerba mate durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, “la población está más en casa y toma mate de manera individual”. Y explicó: “Es algo que está cambiando”, dijo en referencia al cambio de hábito del consumidor.

“Está cambiando el consumo del mate, más individual” entre los consumidores, como así también “la higiene del set matero porque la gente limpia con mayor regularidad la bombilla”, expresó el presidente de la asociación yerbatera. “Nosotros recomendamos la bombilla de acero inoxidable con doble filtro rebatible porque es lo mejor en el paso del tiempo teniendo en cuenta el contacto de la humedad y el agua. Hay que higienizar muy bien el termo, el mate y la bombilla porque a veces la gente culpa a la yerba por la acidez y no es la yerba; es el sarro de la bombilla”, comentó Gruber en relación con la higiene del equipo matero.

El consumo individual incrementa el consumo en los hogares que posterior al aislamiento será más notable aún en las oficinas, organismos, clubes y empresas.

“Esta situación cambia las costumbres que incide favorablemente en el consumo de la yerba mate y agua”, advirtió Alejandro Gruber. Y recordó: “En Argentina el mate nació para compartir, aunque al observar las costumbres en otros países del mundo donde el consumo es individual y teniendo en cuenta este comportamiento hace ya un tiempo, y antes que se decrete el aislamiento en nuestro país, comenzamos una campaña con la agencia oficial de comunicaciones de Argentina y los comunicadores sociales para trabajar sobre el concepto del mate responsable, saludable, solidario e individual que se orquestó antes que salga el DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia de Presidencia de la Nación)”. Entonces “profundizamos esta medida arrojando buenos resultados cuando se pidió que no se comparta el mate en ronda y allí nosotros salimos a decir que ‘se tome el mate individual’, pero individual debe ser el set matero y ese aspecto importante lo hablamos con los empresarios socios de la asociación”, indicó.

Por otra parte, comparó las cifras de enero y febrero cuando se comercializaron volúmenes superiores a 20 millones de kilos de yerba mate además de tener en cuenta los cambios de hábitos de la población argentina. En consecuencia, en marzo se pudo haber superado esa cifra y explicó que la tendencia viene desde el año 2019 con récord en producción y comercialización interna y externa cuando“se vendieron más de 210 millones de kilos de yerba mate y se exportaron 60 millones de kilos”, mientras que en estos meses sería el aspecto negativo teniendo en cuenta los inconvenientes en el sector de la exportación por la pandemia mundial del coronavirus.

Buena marca en el 2019

El consumo de yerba mate en el mercado interno registró una nueva marca en 2019 al aumentar en casi quince millones de kilogramos respecto al año anterior alcanzando un volumen total de 277.332.014 kilogramos, según estadísticas del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym). De esta forma, el año pasado la cantidad de yerba mate enviada por los molinos con destino al mercado interno marcó una mejora de 5,78 por ciento respecto al 2018.

Mientras tanto, en la cosecha de hoja verde también se registró una nueva marca récord en el 2019. Mientras en 2018 se obtuvieron 809.291.816 kilogramos de hoja verde, el año pasado el volumen subió 3,46 por ciento y alcanzó 837.256.020 kilogramos con una mejora de 28 millones de kilos respecto al período precedente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.