Cataratas del Iguazú con un paisaje diferente por el bajo caudal del río

La disminución del caudal en las Cataratas del Iguazú​ provocó un paisaje diferente en cada cascada. En marzo, a comienzos de ese mes, mientras la pandemia de COVID-19 (coronavirus) avanzaba en otros países como Italia o España, el acceso al área cataratas estaba habilitado a los turistas aunque se suspendieron los paseos náuticos por la baja del río Iguazú debido a la sequía brasileña que ya afectaba al país desde octubre pasado.

El caudal normal es de 1.500 metros cúbicos por segundo y actualmente se encuentra cerca de 290 metros cúbicos (5 de abril), muy por debajo del caudal normal. También influye las siete represas que este río tiene aguas arriba del lado brasileño que cuando cierran sus compuertas se nota aún más la baja del río. El volumen de agua es el más bajo desde el 2005 cuando llegó a 300 milímetros.

(Foto gentileza)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.