Estaciones de peajes de la Ruta Nacional 12 en Corrientes y Misiones vuelven al Estado

Los seis peajes en 933,5 kilómetros de la Ruta Nacional 12 en Misiones y Corrientes vuelven a manos del Estado, que los manejará a través de la firma gubernamental Corredores Viales. El Decreto de estatización, y la de otros cuatro corredores por un total de 3.374 kilómetros de rutas nacionales, será publicado este martes en el Boletín Oficial y atraviesa 11 provincias.

Los 933,5 kilómetros del Corredor Vial N° 6, que incluye el tramo de la Ruta 12 entre Posadas e Iguazú, se completan con la Ruta Nacional 16 de Corrientes-Resistencia-Roque Sáenz Peña. Este tramo también contiene parte de los 6 peajes totales donde trabajan 266 empleados, que absorberá el Estado.
Corredores Viales administrará las anuladas concesiones en rutas nacionales hasta que sean licitadas de nuevo, informó el diario Clarín.

Se trata de concesiones manejadas por operadores privados, vencidas desde hace dos años y renovadas por el Gobierno con resoluciones que fueron impugnadas ante la Justicia. La estatal Corredores Viales se hará cargo de esas rutas, hasta que “se liciten nuevamente los corredores o con un plazo máximo de cinco años”, aseguró Ezequiel Christie, gerente ejecutivo de Planeamiento y Concesiones de Vialidad Nacional, al citado diario.

Absorberá también a casi mil empleados que trabajaban hasta hoy para los concesionarios. La empresa estatal fue integrada por el Ministerio de Transporte (51%) y Dirección Nacional de Vialidad (49%). Son 978 empleados que pasan a la planta del Estado. Esta empresa estatal no opera actualmente ninguna ruta. Pero lo hizo durante casi ocho meses, hasta julio de 2018, con el Acceso Riccheri (desde Avenida General Paz al Aeropuerto de Ezeiza), cuando se rescindió el contrato con la empresa AECSA, hasta que se entregó a un nuevo concesionario, en agosto pasado, con el mecanismo de las obras de Participación Público-Privada (PPP).

El Gobierno Nacional resolvió que la estatal Corredores Viales se haga cargo de las nuevas operaciones en las rutas 8, 9, 12, 16, 19, 34, 36 y 188, ya que Vialidad Nacional no puede cobrar peajes ni incorporar los empleados que estaban en los cinco corredores concesionados. En total las rutas atraviesan 11 provincias. Las concesiones de los cinco corredores viales que ahora pasan al Estado se hicieron en 2010 y vencían originalmente en abril de 2016, con una única opción de prórroga por 12 meses, que le fue otorgada por el Gobierno. Luego el entonces titular de Vialidad, Javier Iguacel, las fue renovando sin concurso, con Resoluciones “ad referéndum del Poder Ejecutivo”, que primero estiraron las concesiones hasta abril 2018 y, después, “hasta que se asigne a otra concesion, pensando que se licitaba por el mecanismo de PPP”, dijo una fuente oficial.

Esos proyectos PPP eran las obras que el Gobierno planeaba licitar en dos etapas. La primera se pudo adjudicar en junio del año pasado y contempla la construcción y mantenimiento de 2.559 kilómetros de rutas y autopistas, en seis corredores viales. Pero los otros 3.374 kilómetros “no se pudieron licitar, porque el financiamiento era muy caro. Así que pospusimos esa licitación. Pero como los contratos estaban vencidos, decidimos su estatización temporal”, dijo Ezequiel Christie, directivo de Vialidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.