El Museo de don Juan

(El Turista en Misiones). Desde la matería, con un delicioso mate en mano, se comienza a conocer cada salón del espacio histórico y cultural, rodeado de abundante verde y coloridas flores.

En 1900, por ejemplo, Juan Szychowski arribó desde Polonia con 11 años de edad y, a los 18, ya trabajaba en su propia herrería para fabricar herrajes para carros de la época. En 1914 intentó regresar a Polonia, Canadá o tal vez Estados Unidos, pero estalló la Primera Guerra Mundial y decidió quedarse en Buenos Aires para posteriormente volver a Apóstoles.

Hoy, rodeado de verde y coloridas flores, el museo recibe al visitante en un ambiente natural, tal como le gustaba vivir a don Juan. Para recorrer este sector del establecimiento yerbatero se necesitan dos horas y la guía especializada del lugar invita al grupo de turistas a observar una película en el auditorio del museo. Cerca del auditorio está ubicada la matería, lugar obligado para quien desee degustar un mate cocido o servir agua caliente en el termo y así recorrer el museo. Desde la matería, con un delicioso mate en mano, se comienza a conocer cada salón del espacio histórico y cultural; rodeado de verde y coloridas flores.

Ya en la primera sala, el audio de explicación con sonido muy agradable acompaña al visitante en cada sector del espacio cultural del establecimiento. Comienza a describir minuciosamente cada elemento y pieza histórica del museo. Todos los elementos causan un impacto enorme y más aún al conocer su producción por hora de trabajo, todo perfectamente explicado durante el recorrido por las salas. Una sembradora de arroz, adelanto técnico de aquella época, sembradora manual de maíz y carpidora manual de arroz y una fumigadora de hormigas también son protagonistas en la primera sala como elementos necesarios para el trabajo de don Juan.

Pero lo más impactante se observa en otra sala del museo: se trata de un torno de precisión de metal construido durante tres años culminando en 1919, para lograr construir toda la maquinaria de maíz, arroz, un molino de yerba mate y una fábrica de almidón de mandioca. El torno de precisión fue el primero de su tipo fabricado en Argentina, no posee ni una pieza comprada y fue construida totalmente a mano por don Juan.

En el tercer salón se aprecia un motor de explosión de 1914, una máquina de coser, una prensa de yerba mate (1940), envasadoras de 1950 y otra prensa de yerba mate pero de 1953.

En la parte trasera del museo es interesante recorrer y apreciar la naturaleza que rodea al lugar. Desde uno de los puentes se observa un arroyo de pequeño cauce, donde Juan a fines de la década del veinte construyó una represa sobre el arroyo Chimiray, desviando parte del mismo a través de un canal artificial generando energía para sus molinos.

A través de las rutas provinciales 105 y 1, y a 62 kilómetros de Posadas, está ubicada la pintoresca “ciudad de las flores”, como denominan a Apóstoles. Allí la cultura del trabajo predomina como herencia de los inmigrantes que llegaron y se radicaron en estas tierras. Desde Apóstoles, recorriendo 13 kilómetros hacia Azara por Ruta Provincial 1 (7 kilómetros) y camino de terrado (6 kilómetros) se llega al lugar donde Juan Szychowski dejó una huella importante en la historia y la cultura del sur de Misiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.