El dólar está un 30 por ciento más caro excepto para extranjeros

Tras la implementación del “impuesto Solidario”, las moneda norteamericana se encareció un 30%. Sin embargo la sorpresa vino por el lado de que, por falta de una normativa, los no residentes –entre ellos los paraguayos y brasileños– no deberán abonar el aumento.
Comienza a regir a pleno desde hoy el impuesto del 30% al dólar, y el mercado estará atento al impacto que tendrá en el billete informal, que el lunes terminó en alza, a $76,75. La divisa norteamericana a partir de hoy pasará de $63 a casi $82 y se estima que tanto por este encarecimiento como por la vigencia del cepo que restringe a u$s200 el cupo mensual para adquirir dólares, el blue tendería a igualar o a superar al oficial.
Claro que no todo es tan lineal. Para esta época del año la demanda de pesos aumenta por diversas razones: en las empresas, para pago de sueldos, aguinaldos y bonos; y entre los particulares, para atender gastos típicos de fin de mes, fin de año y vacaciones, lo cual deja menos recursos disponibles para volcar al dólar. Este fenómeno se revierte al promediar enero.
De todos modos, las restricciones cambiarias, que limitan totalmente el acceso al dólar para atesoramiento a las empresas y muy significativamente a los particulares, hace que las expectativas se concentren en lo que puede ocurrir en los mercados alternativos, además del informal. Son los circuitos legales del dólar Bolsa o dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos), que el lunes quedó en $72,60 y el “contado con liquidación” (CCL) en $73,40. Son formas alternativas para hacerse de dólares, a través de la compra y venta de títulos públicos en el caso del MEP, y de bonos o acciones para el CCL.
Hay analistas que estarán atentos al comportamiento de estos mercados, que naturalmente deberían moverse al alza. Están aquellos que al menos en una primera etapa esperan ver un dólar Bolsa más activo, que tendería a mantener cierta presión en las cotizaciones. La razón es que, a los valores actuales, resulta conveniente comprar bonos contra pesos y venderlos contra dólares, con lo cual un particular obtendría billetes a 72,60 (más las comisiones correspondientes) y cancelar consumos directamente en moneda extranjera, sin tener que pagar el impuesto de 30% en el oficial. Varias agencias de turismo informaron que “no se recibirán pagos hasta el 2 de enero”.
La megaley dejó abierta la puerta para gravar también estos dólares legales alternativos. El inciso a del artículo 41 establece que el Poder Ejecutivo podrá “incorporar nuevas operaciones… en la medida en que impliquen la adquisición de moneda extranjera de manera directa o indirecta…”. Aunque no creen que (por el momento) les sea aplicado el gravamen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.