En silencio intentan duplicar las vías del tren en el Parque Nacional Iguazú

La empresa Iguazú Argentina, concesionaria de los servicios y explotación comercial en el área cataratas del Parque Nacional Iguazú, convocó a una silenciosa reunión para presentar el proyecto de ampliación de infraestructura donde se duplicaría las vías del tren entre una estación y otra hacia los paseos de las cataratas.

En esta oportunidad, informaron el impacto ambiental y las manera de ampliación del recorrido del tren debido a que se deberán talar árboles para ganar espacio en la obra.

El encuentro se planificó con discreción debido a que la iniciativa despierta un fuerte rechazo entre las organizaciones ambientalistas y los técnicos guardaparques quienes advierten acerca del grave impacto sobre la fauna y la flora del lugar que ocasionará la ampliación de los negocios. Participaron representantes de la empresa y el directorio de Iturem que encabeza el presidente Leopoldo Lucas.

La iniciativa es rechazada entre las organizaciones ambientalistas y los técnicos guardaparques quienes advierten acerca del grave impacto sobre la fauna y la flora del lugar que ocasionará la ampliación de los negocios.

Por otro lado, el presidente de la Fundación Amigos de los Parques, José Barrios, indicó que no participó de la reunión aunque fue invitado para ver los planos del proyecto.

“Ellos nos dijeron que no van a tirar 500 árboles, sino replantear los árboles chicos. Tenemos la posición que no toquen los árboles porque es una parte de selva que se está recuperando”, dijo. Y agregó: “Hay que ver un cupo porque no tiene. No le dieron importancia a lo que dijo la Delegación Técnica de Parques Nacionales acerca de un cupo máximo de 7 mil a 8 mil personas por día. Si se carga más que eso ya es preocupante”, sentenció.

El proyecto de ampliación está en consideración de la Administración Nacional de Parques Nacionales (APN). Además de esta iniciativa, también el Gobierno Nacional busca habilitar la construcción de una villa turística con apertura de hoteles, restaurantes y comercios adentro del parque.

La empresa Iguazú Argentina presentó un proyecto para ampliar la capacidad del balcón de Garganta del Diablo, triplicar la cantidad de sanitarios y duplicar un tramo de las vías del tren ecológico. La iniciativa ya fue elevada al directorio de Parques Nacionales que debe aprobarla para el inicio de las obras que tendrían un plazo de ejecución de dos años según consultas de “El Turista en Misiones”.

Una vez ejecutado el proyecto cerca de 15 mil turistas podrán recorrer el destino diariamente, lo que generaría una carga importante en los circuitos del área. Actualmente más de un millón y medio de personas visitan el parque por año, pero ese número va en constante crecimiento de la mano del desembarco de las líneas aéreas y la promoción del destino en otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.